Félix Pacho Reyero
  • 3 mayo, 2016

         Félix Pacho Reyero llevaba el periodismo en las venas. Desempeñó la cátedra de la tertulia y de la conversación interminable y amena. Escribió libros, artículos, moderó mesas redondas. Su vinculación a distintos medios de comunicación, especialmente a la Agencia EFE, y su espíritu aventurero le llevaron a vivir con el pasaporte en la mano para recorrer América Latina. Fue testigo privilegiado de la Revolución Popular Sandinista, del asesinato de Monseñor Oscar Romero en San Salvador mientras celebraba la eucaristía, la muerte en accidente de aviación del general panameño Omar Torrijos en 1981 y la independencia de Belice de Gran Bretaña. Acontecimientos que supo narrar con su fino ingenio y prosa ajustada.

         De 1993 a 2002 formó parte del Patronato del Colegio Mayor San Agustín. Los actuales colegiales recordarán que fue él quien presentó el libro conmemorativo de las bodas de oro del Colegio titulado 50 años creciendo juntos. Presencia agustiniana en el mundo universitario (1964 – 2014), el 11 de septiembre de 2015, en el acto de apertura de curso. Los excolegiales conservarán en la memoria su conferencia “El Camino de Santiago por tierras de Castilla y León” que quiso ilustrar con una espléndida muestra de carteles jacobeos.

         Detrás de sus gafas de pasta y su voz profunda, se ocultaba una enciclopedia en temas del Camino de Santiago, en el estudio de El Quijote y en curiosidades sobre la historia y costumbres leonesas. Amigo por encima de cualquier otro título, falleció en Madrid el día 27 de abril de 2016.

         La tarea más gloriosa del hombre es realizar, celebrar y consumar con la muerte la propia vida. Así supo hacerlo, sobradamente, Félix Pacho Reyero. Hombre de fe segura, de esperanza indestructible y de cultura recia, nos regaló su palabra muchas veces en las reuniones del Patronato del CMUSA. Hoy le devolvemos la nuestra: Muchas gracias, amigo Félix.