Conferencia Antiguos Colegiales (9)
  • 29 abril, 2015

     El día 15 de abril se celebró una mesa redonda con seis excolegiales del Colegio Mayor Universitario San Agustín en la que comentaron cómo su paso por el Colegio -con la experiencia de convivencia y la participación en las actividades colegiales-, ha sido una ayuda importantes para el ejercicio de su vida profesional. Formaron la mesa:

     AMARO GARCÍA DÍEZ (LEÓN) Médico, Catedrático emérito de Dermatología de la Universidad Autónoma de Madrid. Residente en el Colegio entre los años 1970-1980. Aquí preparó el MIR, más tarde fue médico del Colegio y actualmente, miembro del Patronato del Colegio. Casado con una cardióloga, padre de dos hijos y abuelo de dos nietos.

     MARÍA JOSÉ MUÑOZ JIMÉNEZ (CUENCA). Farmacéutica, Dra. en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad San Pablo CEU donde fue profesora. Colegiala del 2001 al 2006. Casada. Defendió la tesis en inglés con la calificación de “Summa cum laude”.

     ÁNGEL NISO RUIZ, (CÁCERES). Arquitecto por la Universidad Alfonso X el Sabio. Colegial del año 2001 al 2004. Colabora en proyectos de rehabilitación de iglesias en la provincia de Segovia desde el 2006. Compagina la investigación y los proyectos de construcción en el Estudio Traza Arquitectura de Madrid.

    LUCÍA MARTÍNEZ RIVEIRO (PONTEVEDRA). Aeronáutica por la Universidad Politécnica de Madrid. Colegiala del año 2001 al 2006. Después de trabajar unos años en el Aeropuerto Adolfo Suárez, en Barajas, actualmente forma parte del equipo que construye el “AVE del desierto” en Arabia Saudí entre las dos ciudades sagradas de La Meca y Medina.

     VÍCTOR SANTIUSTE TEJERO (BURGOS). Abogado por la Universidad Complutense de Madrid. Colegial del 2003 al 2008. Trabaja en una multinacional con más de doscientos mil trabajadores, donde se dedica –entre otras cosas– al asesoramiento jurídico de varias entidades financieras.

     ANA GUERRA MARTÍN (SEGOVIA). Periodista por la Universidad Complutense de Madrid. Colegiala del 2003 al 2006. Su padre y su hermano también fueron colegiales del Colegio Mayor Universitario San Agustín.

Todos ellos subrayaron que la formación académica de la Universidad se enriquece con el desarrollo de las aptitudes personales, la convivencia con personas de diferentes lugares y el cuadro de actividades culturales, deportivas, religiosas…que ofrece el Colegio. Los años universitarios son tiempo de crecimiento y maduración en todas las áreas de la persona humana. Otro aspecto subrayado por todos son los vínculos de amistad que establece el Colegio Mayor. Mucho más cuando el Colegio es inspirado por el pensamiento y la espiritualidad de san Agustín que colocó en el centro de su vida la amistad. Por eso, después de años de haber dejado el Colegio, los lazos de la amistad permanecen, porque “hay Colegio después del Colegio”.