DSC 0003
  • 13 marzo, 2016

         Las chicas de baloncesto femenino solo tienen en mente un claro objetivo: volver a conseguir la copa de campeonas, tal y como ocurrió en el curso pasado.

         El camino hasta llegar a la final no ha sido fácil, en parte porque había jugadoras que se atrevían por primera con el basket. Aquí la labor del entrenador ha sido fundamental. A los entrenamientos semanales, se ha sumado el reto de tener que combinar la experiencia de las más veteranas con la novedad que mostraban las más inexpertas. El resultado: un equipo unido donde el apoyo mutuo y la ilusión han sido determinantes.

         De manera confidencial nos comentan que el secreto para que puedan ganar la final es seguir jugando con el mismo entusiasmo. Independientemente de si se alzan con el trofeo, todo el Colegio está de acuerdo en que haber llegado tan lejos convierte al equipo de baloncesto femenino, un año más, en campeonas.

Nos vemos el 23 de abril en Somosaguas.

¡¡Mucha suerte!!